¿Tendrán cabida las iglesias cristianas evangélicas con Freddy Superlano?

Preocupados. Así se sienten los miembros de diversas congregaciones evangélicas cristianas del estado Barinas  desde que Freddy Superlano, un ingeniero y educador militante del partido de ultra derechas Voluntad Popular, decidiera postularse como candidato a la gobernación.
Temen que su victoria se traduzca en una suerte de “persecución no anunciada” contra los miles de evangélicos que hacen vida en la entidad llanera. Y es que en los últimos años, un grupo importante de barineses han encontrado refugio espiritual en las decenas de congregaciones cristianas instaladas en la región. Pero esta tendencia pudiera revertirse de la noche a la mañana. Así lo considera Arsenio Sandoval, pastor de la iglesia “El Gran Rebaño” ubicada en las afueras de la capital del estado. “Tememos que Superlano revoque buena parte de los permisos e instalaciones cedidas en comodato a nuestras iglesias. Antes, estos eran espacios para el vicio, las drogas y la maldad. Hoy, con la fuerza del señor, los hemos transformado en espacios de vida”.
Si bien la constitución de Venezuela garantiza la libertad de culto, las prácticas de asedio extra judicial son una posibilidad concreta. “Sabemos que el señor Superlano no puede hacer un decreto que prohíba predicar la palabra del señor en Barinas. Sería ilegal. Pero lo que si puede hacer es quitarnos los espacios usando cualquiera excusa”, insistía Sandoval mientras tendía un manto impecable, perfectamente planchado, en el mesón principal de la iglesia.
¿De dónde viene esta preocupación? Freddy Superlano es el jefe regional del partido Voluntad Popular, organización política fundada y dirigida por Leopoldo López, un político conservador caraqueño que fue formado por la organización de laicos católicos conservadores Tradición, Familia y Propiedad. El candidato a la gobernación de Barinas, al igual que el fundador de su partido, subrepticiamente rechaza cualquier expresión religiosa contraria al catolicismo. El uso exacerbado de imágenes y símbolos católicos es interpretado por algunos prelados como un mensaje indirecto contra las organizaciones cristianas evangélicas en Barinas.
Aunque Freddy Superlano no ha manifestado públicamente sus desavenencias con las iglesias cristianas evangélicas, fuentes cercanas a su partido aseguran que Superlano, fiel devoto de la Virgen de la Coromoto,está decidido a frenar lo que considera y es la más grande invasión evangélica del estado Barinas.

Tan sólo en la última semana, varios jóvenes de iglesias evangélicas que se habían sumado a la campaña de Superlano se apartaron para siempre de la filas de Voluntad Popular. “Nos decían que para militar en VP no hacía falta ser católico. Que todos seríamos aceptados. Y aunque nos dieron nuestras camisas y nos aceptaron en las reuniones, siempre fuimos considerados de segunda por no ser católicos” expresó una conmocionada Magalis Colmenárez de tan sólo 20 años de edad y hasta hace una semana militante activa del “grupo de jóvenes por el cambio”.

Confirmados o no, queda claro que los rumores y preocupaciones de las comunidades cristianas evangélicas del estado se han incrementado notablemente en las últimas semanas. Por ello, el fenómeno de la abstención, considerado el principal enemigo de la oposición en estos comicios regionales, se convierte en el principal aliado de la iglesias cristianas no católicas que intentan hacerse un espacio en la realidad social de Barinas.

Con información suministrada de: https://medium.com/@churchjesus39/tendr%C3%A1n-cabida-las-iglesias-cristianas-evang%C3%A9licas-con-freddy-superlano-521996dfd64e