This movie requires Flash Player 9

Internet stories, de @eperezviloria

Por: Eduardo Pérez Viloria

I

Un amigo le comentó a otro que la vaina estaba tan jodida en Venezuela, que ya no podía ni masturbarse.

El oyente sorprendido rápidamente imaginó que era por culpa de Maduro. Aunque preguntó a su amigo -más por ocio que por curiosidad- la causa de sus males.

La víctima de lactocefalia -acumulación de leche en el cerebro- argumentó que tenía una llaga por abusos constantes de las esencias de Manuela; pero no se la había podido curar por culpa del régimen que hace tiempo oculta los medicamentos.

Por esa razón, ambos amigos salen a protestar: para luchar por un mejor país, pero es pura paja.

II

En días pasados manifestantes opositores lograron llegar hasta la sede del CNE en San Cristóbal para entregar un documento en rechazo a la Constituyente.

La chica de los senos operados, que también es legisladora de la entidad fronteriza, que a su vez entregó a las autoridades el mencionado documento, observó que los guardias nacionales cargaban sobre sus cabezas gorras con la bandera cubana.

Aseguró la chica tunning que un comandante del G2 cubano se encontraba dirigiendo personalmente a los funcionarios de la GNB. Al salir ella del recinto el mencionado oficial cubano la invitó a comerse un raspao caleño que vendían en la esquina. Ella no aceptó, porque el tipo era muy negrito.

Como ella detesta a la gente de color seguirá manifestando “pacíficamente”.

III

Una clarividente -Clara- observó a través de su bola de cristal que en los próximas días llegaran agentes del desorden de planetas alienígenas a contribuir con las manifestaciones sangrientas dirigidas por la derecha venezolana.

Debido a que las convocatorias están disminuyendo, asesinaran jóvenes menores de 18 años cada determinado tiempo, para mantener las hormonas de los “valientes combatientes” en su tope.

¡Ah! tome sus previsiones. A lo mejor su hijo, sobrino u otro familiar o amigo allegado, sea el joven elegido para morir por la causa fascista.

IV

María, Pedro y Jesús, más otras mil personas, hace dos semanas perdieron sus trabajos en el estado Barinas. Ellos se dirigían a sus sitios de labores, pero ese lunes nunca pudieron llegar por causa de las manifestaciones convocadas por la MUD.

Ese mismo día en la noche los 1.003 trabajadores, se enteraron de que las empresas donde se ganaban su quince y último fueron saqueadas totalmente debido a una orden dada desde el partido Voluntad Popular. Agréguese al trágico saldo una horrorosa cantidad de heridos y muertos por la derecha fascista.

Esas personas aún siguen sin trabajo, pero los “honestos comerciantes” saqueados siguen apoyando a la MUD, mientras esperan el financiamiento que les aprobó el gobierno.