Al PCV: Los invito a caminar y construir de la mano del pueblo

Por: Eduardo Pérez Viloria
Salvar al mundo no se trata de palabras bonitas, infinidades de conceptos conocidos, militancias dinásticas. Menos de arrogancias históricas, exclusión, y críticas malsanas. Lucho por la plena libertad del hombre, el marxismo el arma que me respalda, creo absolutamente en la sociedad comunista: es por ello que esté artículo tiene como fin ejercer la crítica constructiva a algunos camaradas miembros del Partido Comunista de Venezuela.
Espero no herir susceptibilidades… quedan liberados muchos hombres y mujeres del PCV, que son ejemplos del Ser Revolucionario.
Históricamente la izquierda de nuestro país fue derrotada y mutilada por la falta de unidad de los distintos frentes patriotas. El enemigo era común, pero las luchas internas, por imponer cada quien su criterio -absoluto dogmatismo- para embarcase a la lucha; permitió la división de las fuerzas y las continuas derrotas. El eurocentrismo, seguir las ordenes concretas emanadas de los que soltaban el billete sin cuestionar absolutamente nada, son errores del pasado que golpearon al pueblo venezolano.
La arrogancia intelectual es uno de los principales males que ha afectado históricamente a los dirigentes de sus filas: muchos se creen los profetas de las teorías marxistas, sólo los militantes del PCV conocen la verdad absoluta de cómo hacer una Revolución. Sólo ellos, y ellos, tienen la capacidad para transformar lo deseado. Los demás somos “camaradas de pinga, con formación izquierdosa”.
Les recuerdo que muchos de ustedes fueron títeres de adecos y copeyanos; debido a ese pelón estos instalaron su régimen devastador durante tantas décadas ¡A veces en necesario recordar! Y ya que estamos en eso, les recuerdo además, que en el 65 fue el buró político del PCV que no aceptó la contribución del Che Guevara en la lucha armada venezolana -tal vez todo fuera distinto. Por esos mismos años, el seno del Partido acusó a Fidel Castro de entrometerse en los asuntos internos del PCV; el abandono de la lucha armada y en consecuencia la ruptura con Douglas Bravos y el frente militar patriota, también fueron decisiones políticas totalmente erradas. En el 93 dieron la mano a Caldera para que fuera electo Presidente de la República, nunca confiaron plenamente en el Comandante Chávez, y sus hombres más cercanos, entre muchas otras cosas.
No niego que cómo Revolución tenemos mucho por hacer, tantos vicios que curar, claramente no estamos en el punto más alto de este proceso de Liberación. Pero debemos llenarnos de orgullo y aceptar que la Revolución de Hugo, Nicolás, y el pueblo venezolano es un movimiento político libertario, vanguardia en todas las fronteras del mundo.
A pesar de las múltiples desviaciones que pudiera tener el Partido Socialista Unido de Venezuela, no tenemos al pueblo viviendo en un sueño eterno. Estamos luchando, contrarrestando diariamente todas las acciones del enemigo, dándole todo aquello que le fue arrebatado durante décadas.
Sean parte de la vanguardia de este proceso, desde las bases pregonen la TEORÍA y PRAXIS Revolucionaria. Es hora de ejemplificar todo aquello que decimos saber, ya basta de negar todos los logros alcanzado por los líderes de esta Revolución. ¡Si algo está mal, arreglémoslo con hecho y no con palabras!
Ya basta de ser las víctimas de todos los tiempos, “los pobres maltratados del imperio”, los hijos o nietos de los arrechos de verdad. ¡Escriban su historia!
Repito: el PSUV comete y cometerá errores, ustedes también lo han hecho en el presente y el pasado; es decir, sólo unidos y sin prepotencias, aceptando que todos metemos la pata, juntos, podremos vencer al verdadero enemigo: el imperialismo y sus lacayos ¡Los invito a caminar y construir de la mano del pueblo!
eduardoperezviloria@gmail.com